Mundo conflicto bélico Miercoles, 22 de Junio de 2022

Rusia gana terreno en Ucrania y amenaza a Lituania

Las fuerzas combinadas del Ejército de la Federación Rusa y las milicias locales de Donetsk y Lugansk siguen ganando territorio en el este ucraniano, mientras se incrementa la tensión con un país miembro de la OTAN como Lituania que bloquea el transporte con la región de Kaliningrado.

Miercoles, 22 de Junio de 2022
ADN País Diario de Mendoza con noticias, deportes, actualidad, política y economía. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Miercoles, 22 de Junio de 2022 | Las fuerzas combinadas del Ejército de la Federación Rusa y las milicias locales de Donetsk y Lugansk siguen ganando territorio en el este ucraniano, mientras se incrementa la tensión con un país miembro de la OTAN como Lituania que bloquea el transporte con la región de Kaliningrado.

Rusia ganó más terreno en el este de Ucrania, donde la ofensiva está ocasionando una "destrucción catastrófica" según las autoridades de Kiev, y al mismo tiempo abrió un nuevo foco de conflicto con Occidente al amenazar con "graves" consecuencias para Lituania, miembro de la Unión Europea (UE) y la OTAN, por imponer restricciones al tránsito ferroviario de mercancías hacia su enclave noreuropeo de Kaliningrado.

Tras dejar de lado el intento de avanzar sobre Kiev y otras regiones del norte ucraniano, desde fines de marzo los soldados del Kremlin concentran sus operaciones en la región del Donbass, conformada por las provincias de Lugansk y Donetsk y controlada parcialmente por milicias locales rusoparlantes desde 2014.

Ucrania admitió este martes que la ofensiva rusa en el este del país sigue avanzando mientras causa "destrucciones catastróficas", por lo que en cuestión de días las fuerzas de la Federación junto a las milicias locales podrían tener el control completo del Donbass, en tanto se conoció una estimación oficial según la cual al menos 30% de la infraestructura resultó dañada o destruida en lo que va de la guerra.

De acuerdo con el cálculo, hecho por el ministro de Infraestructura, Oleksandr Kurbakov, citado por la agencia de noticias ucraniana Ukrinform, las pérdidas originadas por las hostilidades superan los 100.000 millones de dólares y la recuperación de todo lo destruido hasta el presente llevará como mínimo dos años.

El gobernador de la región de Lugansk, Serguei Gaidai, dijo que el Ejército ruso está provocando una "destrucción catastrófica" en Lisichansk, la localidad vecina de Severodonetsk y epicentro de los actuales combates.


Leé más: Ucrania denunció una destrucción catastrófica en una zona de Lugansk


En paralelo, el Kremlin advirtió que las restricciones al tráfico ferroviario hacia el enclave de Kaliningrado impuestas por Lituania acarrearían "serias" consecuencias.

El país báltico alega que se limita a cumplir las sanciones impuestas por la UE contra Moscú a causa de la intervención militar en Ucrania, pero Rusia denuncia una "escalada".

"Rusia, por supuesto, reaccionará a esos actos hostiles", dijo el jefe del Consejo de Seguridad ruso, Nikolai Patrushev, en una reunión de seguridad regional en Kaliningrado, una región rusa fronteriza con Lituania y Polonia, a orillas del mar Báltico.

Por su parte, Estados Unidos reaccionó a las amenazas rusas: "Apoyamos a nuestros aliados de la OTAN y apoyamos a Lituania", dijo a periodistas el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

Estas tensiones con Lituania, así como la llegada de sofisticado armamento alemán para Ucrania y la probable inminente autorización para que Kiev presente su candidatura de adhesión a la UE amenazan con agudizar aún más la crispación entre Rusia y las potencias occidentales.