Deportes motociclismo Domingo, 22 de Noviembre de 2020

Miguel Oliveira ganó de local la última carrera del año del MotoGP

Ducati ganó la copa de constructores y Franco Morbidelli se consagró subcampeón.

Domingo, 22 de Noviembre de 2020
ADN País Diario de Mendoza con noticias, deportes, actualidad, política y economía. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Domingo, 22 de Noviembre de 2020 | Ducati ganó la copa de constructores y Franco Morbidelli se consagró subcampeón.

Miguel Oliveira (Red Bull KTM Tech3) puso este domingo el broche de oro a su participación en el Gran Premio de Portugal al sacar partido de su histórica "pole position" en el Autódromo Internacional del Algarve para firmar una carrera perfecta de principio a fin y adjudicarse su segunda victoria de la temporada tras la obtenida en el GP de Estiria. El portugués estuvo acompañado en el podio por Jack Miller (Pramac Racing) y Franco Morbidelli (Petronas Yamaha SRT), que volvieron a firmar otro gran duelo final.


Con su segunda plaza, Miller dio a Ducati el balsámico Título de Constructores tras un año difícil, al sacar partido de una carrera complicada para la dupla del Team Suzuki Ecstar, en la que el campeón, Joan Mir, llegó a abandonar por un problema mecánico, mientras que Morbidelli amarró el subcampeonato para despedir un año muy importante para su consolidación en MotoGPT como valor de presente y de futuro. Por su parte, Brad Binder (Red Bull Factory Racing), pese a sufrir una caída, amarró un Rookie del Año que ya tenía virtualmente en el bolsillo desde Valencia.



Oliveira no perdió el tiempo desde un primer momento al tirar desde el inicio cuando se apagaron los semáforos, con Morbidelli y Miller manteniendo también sus plazas de privilegio al partir desde primera fila. El principal paso adelante lo dio Pol Espargaró (Red Bull KTM Factory Racing) en su carrera de despedida con KTM, al colocarse 5º tras partir 9º, situándose tras la estela de un Cal Crutchlow (LCR Honda Castrol) que, por su parte, vivía su última carrera como piloto permanente de Honda antes de pasar a formar parte del equipo de pruebas de Yamaha. Por detrás, el campeón Mir, que partía 20º, se colocaba 13º rápidamente en busca de una remontada providencial.



En el primer paso por meta comenzaban a quedar claras las intenciones de Oliveira, al ostentar una renta de 6 décimas que iría "in crescendo" paulatinamente. La carrera, en cambio, se acabaría de forma abrupta para "Pecco" Bagnaia (Pramac Racing) al recibir un golpe de Mir en la curva 3 en plena remontada. Los gestos de dolor del italiano en su brazo fueron ostensibles a su llegada al box del equipo satélite de Ducati. Poco después, Mir tendría un nuevo susto con Johann Zarco (Esponsorama Racing) en el mismo punto que le haría caer al puesto 19 tras evitar una colisión ante la menor velocidad del francés. Su compañero Rins, en cambio, iba al alza tras pasar a Takaaki Nakagami (LCR Honda Idemitsu).


En la tercera vuelta, marcada por la caída de Binder en la primera curva, Oliveira comenzaría a disponer de una renta de segundo y medio. Un margen que elevaría a 2 segundos un giro después a ritmo de vuelta rápida. Por detrás, Rins se colocaba 9º al superar a Maverick Viñales (Monster Energy Yamaha MotoGP), aunque el piloto de Suzuki vería frenada su remontada a medida que avanzaban las vueltas y el ritmo del Top 3 se intuía demoledor. Morbidelli, curva a curva, comenzaba a ser casi inalcanzable en la lucha por el subcampeonato. 



Pol Espargaró seguía mostrándose insaciable, para superar a Stefan Bradl (Repsol Honda Team) y colocarse 5º en la quinta vuelta a tan solo 7 décimas de Crutchlow. Pese a ver muy complicado el reto de despedirse de KTM con un triunfo o un podio, el de Granollers suspiraba por su mejor posición posible y no estaba dispuesto a bajar los brazos. Poco después, daría caza al propio Crutchlow para amarrar una cuarta posición con la que se haría fuerte con el paso de las vueltas.


Entrados en la séptima vuelta, el margen en cabeza de Oliveira se elevaban hasta los 3 segundos, con la dupla Morbidelli-Miller aventajando en 2,5 segundos a "Polycccio" y el resto de perseguidores entre los que formaban Crutchlow, Bradl y Zarco. A un segundo del francés rodaba Rins, resistiendo ante Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT) y Nakagami, que mantendría un antológico duelo con "El Diablo" en la décima vuelta. Una después, llegaría el paso adelante de Andrea Dovizioso (Ducati Team) para entrar en el Top 10 al superar al propio piloto francés, circunstancia que aprovechaba Alex Márquez (Repsol Honda Team) para asomarse a la lucha por los 10 primeros puestos. 


En efecto, un giro más tarde, el rookie de Cervera se colocaba ya 11º al superar a Quartararo, mientras Aleix Espargaró (Aprilia Racing Team Gresini) comenzaba a llegar con fuerza desde atrás para mayor amenazaba del piloto de Niza. Peor le irían las cosas por momentos al otro Espargaró, Pol, al sufrir un susto en su trazada que le haría perder una posición en beneficio de Crutchlow, aunque el "44" tiraría de orgullo para sobreponerse rápidamente y recuperar la plaza al aprovechar un curva más abierta por parte del británico. La batalla por ser 4º se intuía apasionante, mientras que, por atrás, Mir pugnaba por entrar en los puntos tras la estela de Valentino Rossi (Monster Energy Yamaha MotoGP) cumplido el ecuador de la prueba.


El paso de las vueltas ratificaría la posición sólida de Oliveira en cabeza, disfrutando de una afianzada renta de 4 segundos. Mir, en cambio, se vería obligado a abandonar a falta de 10 vueltas tras sufrir un nuevo latigazo en su GSX-RR con el que haría un recto. Por delante, al margen de la particular "tiranía" de Oliveira, Morbidelli seguía notando el aliento de Miller tras su M1. Los duelos, eso sí, se extendían al resto de la pista, como el mantenido por Viñales y Quartararo en lucha por ser 13º. El de Roses acabaría saliendo reforzado ante el que será su nuevo compañero en 2021. 



Después de recortar tiempo durante las últimas vueltas, Miller acreditaría que estaba apto para plantar batalla a Morbidelli hasta el final, a pesar de poner de manifiesto que sufría un poco en el último sector, donde las Ducati habían demostrado pasar más apuros. Con más de 7 segundos sobre Pol Espargaró a falta de 6 vueltas y a 4 segundos de Oliveira, tanto "Jackass" como "Morbido" estaban encaminados a protagonizar otro duelo final vibrante. Un "déjà vu" en toda regla tras su memorable mano a mano final en el Circuit Ricardo Tormo del que salió vencedor el italo-brasileño.


A falta de 5 giros para el final, tras una colada de Crutchlow, Dovizioso enseñaría sus armas para colocarse 5º. La lucha por el Top 5 prometía emociones fuertes, ante el gran empuje de otros pilotos como Nakagami, Bradl, Zarco y Aleix Espargaró. Más atrás, en cambio, un Rins que había desvelado volver a sentir molestias en su hombro al inicio del GP, cedía más posiciones ante el empuje del resto de rivales. El subcampeonato y la Triple Corona de Suzuki se diluían de forma irremediable. 



Tras recortar un preciado tiempo a Morbidelli en las últimas vueltas, Miller se encontraría en una posición privilegiada a la espera de un asedio final que consumaría de pleno en la última vuelta, ejecutando una gran maniobra de forma magistral para devolverle a su rival la moneda de Valencia y firmar una segunda plaza muy meritoria tras un Oliveira que tocaba el cielo en su GP de casa para obtener su segundo triunfo en MotoGP. Con él, Miller y Morbidelli completaban el podio y sellaban el Título de Constructores y el subcampeonato de pilotos, respectivamente, mientras que "Polyccio" rubricaba la cuarta plaza para poner un bonito broche a su etapa en KTM.



La batalla por la quinta posición se saldó, finalmente, a favor de Nakagami, clasificado por delante de Dovizioso, Bradl y Aleix, mientras que, un par de segundos por detrás, Alex Márquez se impuso en un apretado sprint a Zarco, Viñales, Rossi y Crutchlow para ser 9º en su última carrera como rookie. Más de 5 segundos por detrás, Quartararo finalizó 14º, mientras que Rins se llevó el premio de consolación con el último punto en juego. Las últimas posiciones de la carrera se las repartieron Danilo Petrucci (Ducati Team), Mika Kallio (Red Bull KTM Tech3) y un Tito Rabat (Esponsorama Racing) que, como "Petrux" y otros pilotos, también pone fin a su etapa en su equipo actual.


Con su nuevo podio, Morbidelli pasó a amarrar el subcampeonato de la general con 158 puntos, 19 más que Rins (139) y 23 más que Dovizioso (135) y Pol Espargaró (135), que ganan dos posiciones tras la última carrera. Un gran reparto final de honores para bajar el telón de una temporada 2020 histórica e inolvidable ante el contexto de la pandemia de la COVID-19.