Política visita oficial Lunes, 23 de Enero de 2023

Lula da Silva: "Espero que la Argentina no permita que la extrema derecha gane las elecciones"

El presidente argentino recibió a su par brasileño en la Casa Rosada y en conferencia de prensa pidió disculpas por los dichos del exmandatario Jair Bolsonaro contra Fernández.

Lunes, 23 de Enero de 2023
ADN País Diario de Mendoza con noticias, deportes, actualidad, política y economía. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Lunes, 23 de Enero de 2023 | El presidente argentino recibió a su par brasileño en la Casa Rosada y en conferencia de prensa pidió disculpas por los dichos del exmandatario Jair Bolsonaro contra Fernández.

El presidente Luiz Inació "Lula" da Silva brindó su visión sobre el futuro electoral en la Argentina camino a las elecciones 2023.

El mandatario brasileño pidió a la sociedad que "no permita" que "la extrema derecha gane las elecciones" tras la bilateral con su par Alberto Fernández.

Si bien no hizo mención al exmandatario Mauricio Macri ni a las agrupaciones libertarias como la presidida por Javier Milei, dejó en claro su rechazo a la oposición.

"No me gusta hablar sobre la política de otro país, lo único que puedo decir es que cuando Alberto ganó las elecciones en la Argentina fui muy feliz", le respondió da Silva ante la consulta de Noticias Argentinas, y agregó de cara al jefe de Estado argentino: "No sé si será candidato a las elecciones o no, no sé cuántos candidatos disputaran las elecciones, lo único que espero es que la Argentina no permita que la extrema derecha gane las elecciones".

En la misma línea, el líder del PT aseguró que "la extrema derecha no funcionó en ningún país que gobernó", y envió un mensaje al "pueblo argentino" para que en uso de "su inteligencia, no permita un desastre aquí a nivel electoral" en los comicios presidenciales que tendrán lugar en 2023.

Desde el Salón Blanco, da Silva aprovechó la ocasión para disculparse por las críticas de su antecesor en Brasil, Jair Bolsonaro, contra Alberto Fernández, y aseguró que trabajará en el fortalecimiento de la relación entre ambas naciones. "Quiero decirles que pido disculpas al pueblo argentino por todas las groserías que el anterior presidente de Brasil (Jair Bosonaro), que yo digo que es un genocida, por todas las ofensas que le dijo a Alberto Fernández", planteó.


Leé más: Nicolás Maduro canceló su visita a la Argentina


A su parte, Fernández aseguró que ambas naciones comparten objetivos en común, y comparó a los exmandatarios Bolsonaro y Macri: "Nos siguen vinculando los mismos problemas y necesidades. Por Brasil pasó Bolsonaro y por la Argentina pasó (Mauricio) Macri. Los desafíos que tenemos son muy parecidos".

En la declaración conjunta firmada por ambas naciones, compuesta por 16 carillas, y acordada durante el intercambio, ambos mandatarios coincidieron en un cuestionamiento a la Justicia: "Resaltaron el insustituible rol que las instituciones judiciales poseen en sus ordenamientos constitucionales como garantía de los derechos de las personas frente a las persecuciones por razones políticas y el lawfare", reza uno de los párrafos conjuntos.

"Necesitamos construir amigos, socios y por eso quiero afirmar, Alberto Fernández, mi amigo y presidente de la Argentina, Brasil está otra vez de brazos abiertos para acoger a los compañeros argentinos", expresó el líder del PT a su par.

Por último, y a su turno, el titular de la CELAC hizo referencia a los incidentes protagonizados en Brasilia por simpatizantes bolsonaristas luego de la asunción de Lula y se mostró en defensa de las instituciones. "Quiero que sepas que desde la Argentina vamos a estar siempre a tu lado, pero no vamos a dejar que ningún delirante ataque a la democracia y las instituciones de Brasil. No vamos a dejar que ningún fascista ataque la soberanía popular", concluyó el Presidente.

Durante la declaración a la prensa, el mandatario de Brasil reveló que ambas naciones ven con optimismo la necesidad de establecer, vía los bancos centrales, una moneda común que opere en la región dado que coincidieron en que el uso de monedas extranjeras suele "ser nocivo" para las economías de los países de América Latina. A pesar de las intenciones, no brindaron detalles de la posible unidad monetaria.

"Todo lo que es nuevo debe ser probado. No podemos en el medio del siglo XXI seguir haciendo lo mismo que hacíamos en el siglo XX. Dios quiera que nuestros ministros económicos y los presidentes de los bancos centrales tengan la inteligencia para que demos un salto en calidad en nuestra relación comercial", expresó da Silva desde el Salón Blanco de Casa de Gobierno.

En la misma línea, reveló que los empresarios brasileros tienen intereses en la construcción del Gasoducto Néstor Kirchner y sostuvo que crearán las condiciones para "ayudar " en la obra. A su parte, Fernández insistió en la centralidad de licitar el segundo tramo del gasoducto parar "aprovechar la inercia de la construcción de la primera etapa".

Además, instruyeron a sus equipos de trabajo a incentivar el desarrollo de proyectos relativos a la exploración off shore. Durante la tarde de hoy, ambos ministros de Economía, Sergio Massa y Paulo Guedes, brindarán una conferencia de prensa en la que precisarán los detalles de los acuerdos bilaterales firmados.

"Querido Lula, esta es tu casa", señaló el mandatario argentino durante una conferencia de prensa, y agregó: "En mí tenés un amigo incondicional pero tenés millones de amigos y amigas en Argentina".

"Quiero que sepas querido amigo que desde Argentina vamos a estar siempre a tu lado no vamos a dejar que ningún delirante amenace las instituciones democráticas de Brasil", dijo Fernández y continuó al referirse al reciente intento de golpe de Estado de miles de bolsonaristas en Brasilia: "No vamos a permitir que ningún fascista ataque la soberanía popular de Brasil".

Por su parte, Lula Da Silva agradeció a su par por haber mostrado su solidaridad cuando en julio del 2019, en plena campaña presidencial por el Frente de Todos, el argentino lo visitó en la cárcel de Curitiba donde estaba encerrado.

El flamante mandatario brasileño recordó que en los tiempos en que le tocó convivir como presidente con Néstor y Cristina Kirchner se logró "construir una relación tan fuerte que Argentina llegó a ser el tercer socio comercial de Brasil". "Hoy estoy acá para decirle al presidente de Argentina, a los ministros y a la prensa argentina y brasileña que recuperamos una relación que jamás debería haber sido detenida", afirmó.

"Esta visita como primer viaje realizado a un país extranjero después de haber ganado las elecciones y asumido como presidente es para decirle a mi amigo Alberto Fernández que vamos a reconstruir aquel vínculo que teníamos de paz, de crecimiento para relanzar nuestras relaciones", insistió.

En la misma línea, siguió: "Para terminar quiero decirles que pido disculpas al pueblo argentino por todas las groserías que el anterior presidente de Brasil (Jair Bosonaro), que yo digo que es un genocida, por todas las ofensas que le dijo a Alberto Fernández".

Por otro lado, reafirmó que Brasil reinaugura una etapa de "brazos abiertos hacia los compañeros de Argentina", y en ese sentido sostuvo que "seremos socios en todas las cosas". "Argentina será tratada con respeto, ni el fútbol nos va a dividir", remató.

Da Silva llegó a Casa Rosada a las 10.58 junto a su pareja, Janja da Silva, mientras que Fernández arribó a sus despachos a las 10.50 en compañía de la primera dama, Fabiola Yañez. El intercambio duró alrededor de dos horas y contó con la presencia de los cancilleres de las dos naciones, Santiago Cafiero y Mauro Viera, los dos ministros de Economía, Sergio Massa y Paulo Guedes, y ambos embajadores, Daniel Scioli y Reinaldo Salgado.

Consultados acerca de la presencia de su par Nicolás Maduro en la Cumbre del CELAC que tendrá lugar el martes 24, el mandatario argentino lo confundió con el ex presidente Hugo Chávez, aunque inmediatamente corrigió el error: "No tengo ninguna noticia de que el presidente Chávez no venga. Perdón, no tengo noticias de que el presidente Maduro no venga, no sé qué hará".

Ambos mandatarios coincidieron en que "no hay poder de veto" en las invitaciones a la Cumbre de la CELAC, e insistieron en la centralidad de impulsar el diálogo entre la oposición y el oficialismo venezolano. "Si puedo sería un constructor de la paz porque en mi vida política, haciendo negociación entre patrones y empleados, cuanto más conversas, más posibilidades hay de llegar a un acuerdo", manifestó Lula en referencia a las tensiones generadas en Venezuela.

Aunque minutos más tarde se oficializó que le jefe de Estado venezolano no asistirá al evento por el "plan extravagante" que -según dijo- montó la oposición local en su contra. Maduro había cancelado el encuentro que tenía agendado con el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y eso generó dudas sobre su visita al país. Finalmente, a través de un comunicado, el Gobierno de Venezuela confirmó que el viaje no se realizaría.

Por último, el líder del PT celebró el triunfo de la Argentina en el Mundial de Qatar 2022 y destacó la conquista del capitán y astro de la selección, Lionel Messi. "Está bien, ya está, ahora le toca a Brasil", bromeó tras los aplausos de los funcionarios presentes en el salón.