Deportes fútbol Martes, 15 de Setiembre de 2020

Lionel Messi, el futbolista mejor pago 

Es el cuarto deportista de la historia en llegar a los 1.000 millones de dólares en ingresos. La lista de la revista Forbes tiene al argentino al tope, seguido por Cristiano Ronaldo.

Martes, 15 de Setiembre de 2020
ADN País Diario de Mendoza con noticias, deportes, actualidad, política y economía. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Martes, 15 de Setiembre de 2020 | Es el cuarto deportista de la historia en llegar a los 1.000 millones de dólares en ingresos. La lista de la revista Forbes tiene al argentino al tope, seguido por Cristiano Ronaldo.

Lionel Messi encabeza la lista de futbolistas mejor pagados del mundo en 2020. Según la revista Forbes, el diez argentino del Barcelona, de 33 años, lidera la nómina con U$S 126 millones (92 de salario y 94 de extras por publicidad, derechos de imagen y demás). Lo sigue Cristiano Ronaldo, con U$S 117 millones (70 y 47 en extras) en Juventus.

En el tercer lugar, se ubica Neymar. El brasileño de 28 años, de presente en Paris-Saint Germain, contabiliza U$S 78 millones de sueldo más 18 por otros ingresos. Le sigue un compañero suyo, Kylian Mbappé, cuyos ingresos ascienden a U$S 42 millones a sus apenas 21 años. Quinto se ubica Mohamed Salah, del Liverpool, con U$S 37 millones. 

Sexto está Paul Pogba (U$S 34 millones), séptimo Antoine Griezmann (U$S 33 millones), octavo Gareth Bale (U$S 29 millones) y, noveno, Robert Lewandowski, goleador del Bayern Munich campeón de Champions, con U$S 28 millones en todo concepto. David De Gea, arquero del Manchester United, completa el top 10 con U$S 27 millones.

Messi, de 33 años, es el cuarto atleta que alcanza la cantidad de mil millones de dólares en ingresos, luego de que ya lo hicieran previamente el golfista estadounidense Tiger Woods (44), el boxeador estadounidense Floyd Mayweather (43) y el delantero portugués Cristiano Ronaldo (35). Con esos números, en un ejercicio matemático de mero objetivo ilustrativo, podría decirse que el rosarino, quien lleva 704 goles en su carrera, cobra 1,4 millones de dólares por festejo.

Hace apenas 10 años, David Beckham dominaba como el futbolista más acaudalado del fútbol global, año tras año. Hoy en día, es Lionel Messi quien ocupa la principal posición en la lista Forbes de los más ricos, superando a su archirrival Cristiano Ronaldo. Sin embargo, se han producido algunos movimientos en el resto del ranking, debido a que las superestrellas del balompié actual ganan tres veces lo cobrado por Beckham en su época.

De hecho, la dupla de figuras del Paris Saint-Germain conformada por Neymar y Kylian Mbappe superan con creces lo generado por Beckham una década atrás. 

Tomando en cuenta el acumulado entre el salario de su club y auspicios comerciales, Messi ha sumado ingresos por $126 millones, mientras que Cristiano se mantiene en el segundo puesto por tercer año consecutivo, con $117 millones recaudados. La última ocasión en la cual el astro portugués superó a su eterno rival (de acuerdo con la publicación Forbes) fue en 2017. 

Las estrellas del fútbol aún tienen un camino por recorrer si desean alcanzar al atleta mejor remunerado entre todas las disciplinas deportivas. El astro suizo del tenis Roger Federer acumuló $212.6 millones en ingresos, sumando bolsas por victorias, salarios, patrocinios y comisiones en los últimos 12 meses. 

Únicamente en el fútbol, la edición más reciente de la lista Forbes es muy similar a la del año pasado. De hecho, Messi, Ronaldo y Neymar han ocupado las tres primeras posiciones durante los cuatro últimos años, desde que Neymar sacara del podio a Zlatan Ibrahimovic en 2017. 

Para sorpresa de nadie, Mbappé es el jugador que experimentó el mayor salto el año pasado, luego de haber incrementado exitosamente sus ingresos anuales, de $30.6 millones devengados en 2019 a $42 millones en 2020, llevando al prodigio del PSG de ocupar la séptima posición a la cuarta. Sólo podemos imaginar a Mbappé aumentando sus saldos cuando expire su actual contrato en 2022 y comience la puja con el fin de hacerse con sus formidables servicios.