Salud y Ciencia En Aurora 91.3 Jueves, 23 de Setiembre de 2021

La importancia de decir que "no" sin sentir culpa 

Decir que "no" muchas veces es sano, sin embargo cuesta mucho hacerlo. Sin embargo, muchas veces contribuye al bienestar personal. Enterate de qué forma. 

Jueves, 23 de Setiembre de 2021
ADN País Diario de Mendoza con noticias, deportes, actualidad, política y economía. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Jueves, 23 de Setiembre de 2021 | Decir que "no" muchas veces es sano, sin embargo cuesta mucho hacerlo. Sin embargo, muchas veces contribuye al bienestar personal. Enterate de qué forma. 

Decir que "no" muchas veces parece un desafío. Manifestar una negativa es difícil, más que nada si a quien le decimos es una persona cercana a uno, o con la que se siente un cierto compromiso. 


Leé más: ¿Por qué algunos adolescentes y adultos jóvenes son violentos?


Sin embargo, decir que "no" es bueno para la salud individual, por lo que hay que aprender a hablar y manifestar lo que uno siente sin culpa del "qué dirán". Es por eso que la psicóloga, Jessica Estalella, explica de qué forma aprender a negarse sin sentir culpa. 

"Decir que no es aprender a poner límites, que es algo sano en todas las relaciones, pero cuesta porque uno se siente culpable, sobrevaloramos el qué dirán y porque nos cuesta tomar decisiones", detalló la profesional en Aurora 91.3. 

Sin embargo, decir "no" nos ayuda a tener un mayor bienestar personal y trabajar en nuestra autonomía, tomar la decisión de dónde quiero estar. Esto nos hace tener relaciones más sanas y sinceras. 

Negarse a algo en ocasiones es saber lo que necesitamos en ese momento de nuestra vida. No es ser mala onda y desubicado, ni tampoco decirle no a todo, sino escuchar nuestro bienestar, según alegó la profesional. 


Leé más: Suicidio: cómo saber si una persona quiere quitarse la vida y qué hacer para evitarlo


Además, agregó que "muchas veces se puede negociar, decir voy a ir a tal lugar, pero no hacer algo puntual", pero que a veces está bien decir "no, gracias. Tengo cosas que hacer". 

"Hay que decir cuando uno no puede hacer algo, decir que entienden la situación, pero que no se puede ayudar", dijo. 


Pero donde más cuesta decir que no es cuando una persona cercana nos invita, porque lo afectivo juega un papel importante. "Ahí tenemos que aclarar que no acompañar a la persona en ese momento no se trata de ser bueno o malo, ni de despreciar, sino de no querer, no tener ganas de ir". 


Leé más: Relaciones tóxicas: cómo detectarlas a tiempo


"Tenemos que trabajar en la autonomía y la sinceridad personal, porque eso mejora nuestros vínculos. Anímense a decir que no, es el arte de generar límites saludables", culminó. 

Podés encontrar a Jessica Estalella en Instagram: @lic.jessicaestalella. 


Escuchá la entrevista de Un Día Perfecto: