Mendoza Estrategias Sabado, 21 de Noviembre de 2020

El ex juez Sánchez Rey podría cobrar más del doble de los 4,5 millones que requería

Luego del accidente que el ex magistrado tuvo en 2017, siguió un pleito laboral por incapacidad física. Ahora la Ley resulta que lo favorece, ya que el Estado lo sobreseyó de la imputación de fraude.

Sabado, 21 de Noviembre de 2020
ADN País Diario de Mendoza con noticias, deportes, actualidad, política y economía. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Sabado, 21 de Noviembre de 2020 | Luego del accidente que el ex magistrado tuvo en 2017, siguió un pleito laboral por incapacidad física. Ahora la Ley resulta que lo favorece, ya que el Estado lo sobreseyó de la imputación de fraude.

Antonio Vicente Sánchez Rey, a quien el Jury de enjuiciamiento destituyó de su cargo de juez laboral este jueves 19 de noviembre, podría cobrar más del doble de la cifra original de 4,5 millones, la que había acordado recibir por parte de la ART Provincia debido a la incapacidad física que le quedó luego de un accidente laboral en 2017.

El monto definitivo, al que hay que sumarle actualizaciones e intereses por el tiempo transcurrido rondaría los 10 millones de pesos.

También podés leer: Alumnos del CUC y el Martín Zapata presentan una obra de Dolina

Este pleito laboral, iniciado en 2018 después del accidente que Sánchez Rey tuvo en 2017, continúa válido principalmente porque la Justicia penal determinó que el ex juez no cometió delito de fraude al Estado de Mendoza al firmar el acuerdo por 4,5 millones con la ART. Es más: fue sobreseído por la juez Miriam Núñez, a instancias del fiscal que investigaba la causa. Este fiscal también pidió desvincular a tres letrados que estuvieron sospechados.

El hecho que originó todo este presente fue que el magistrado se apretó un brazo con un portón en la playa de estacionamiento del Poder Judicial. 

También podés leer: El especial saludo de Suarez a los enfermeros en su día

Al igual que esa causa penal, el pleito por la indemnización por el accidente laboral nada tiene que ver con el juicio político que terminó con el despido de quien fuera juez durante casi 30 años. Sin embargo, tiene un punto de contacto: el expediente por los $4,5 millones pasó por la Quinta Cámara del Trabajo que presidía Sánchez Rey y cuyos compañeros de tribunal denunciaron presiones suyas. 

Al final de cuentas, los testimonios de Viviana Gil y Rolando Consolini fueron decisivos para que el juez fuera echado por el Jury de Enjuiciamiento por desorden de conducta por 12 votos.


Fuente: Diario UNO