Mendoza En Aurora 91.3 Viernes, 4 de Junio de 2021

Julio Cobos: "No me arrepiento de haber sido vicepresidente, ni de votar como voté"

En una entrevista exclusiva con Un Día Perfecto, el senador nacional no se guardó nada. 

Viernes, 4 de Junio de 2021
ADN País Diario de Mendoza con noticias, deportes, actualidad, política y economía. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Viernes, 4 de Junio de 2021 | En una entrevista exclusiva con Un Día Perfecto, el senador nacional no se guardó nada. 

Julio Cobos, senador nacional por Mendoza, se animó al ping pong de preguntas de Erika García en Un Día Perfecto, por Aurora 91.3, y no se guardó nada a la hora de hablar: recetas, rutina, anécdotas, amistades, su vicepresidencia y el famoso "No positivo"


Leé más: Intervención de IMPSA: cómo seguirá de ahora en adelante


-¿Usted viaja seguido a Buenos Aires?

-"No no, fundamentalmente hemos estado acá desde Mendoza. Tenemos un sistema semi presencial. Los que generalmente asisten son los legisladores de la provincia y capital federal, y alguno cuando quiere exponer un proyecto. Preferimos hasta que pase esta segunda ola, estar desde Mendoza. Más por el tema del nacimiento de mi hija. Me he cuidado mucho por mi señora y la nena".

-Julio César Cleto es su nombre ¿Le gusta? ¿Sabe lo que significa?

-"Mira, mi abuelo se llamaba Cleto solo y me contaba mi mama que mi abuela insistía mucho que llevara el nombre de mi abuelo, porque era el único descendiente, y mi vieja no quería saber nada, Julio César le gustaba a mi mamá, así que puso el Cleto en tercer lugar. Pero yo lo quería mucho a mi abuelo, me iba todas las vacaciones a Villa del Parque, yo me iba en tren y me esperaban en Retiro. Pasaba las vacaciones ahí, alternaba con mis primos, porque mi mamá era de Chacabuco, en la provincia de Buenos Aires, así que tenía primos en Chacabuco, Junín, Chivilcoy. Y mi hijo se llama Agustín Cleto, en honor a mi abuelo. Nos llevamos bien con el nombre, lo agarramos de sobrenombre. Toda la vida me han dicho Cleto, así que soy Cleto".


Leé más: Cobos sobre IMPSA: "Hay que apelar a medidas como esta para combatir la pobreza"


- ¿Algún nieto Cleto tiene o lo cortó?

-"No no, tengo dos nietos, uno Gaspar y otro Gerónimo, y si mi hija hubiera sido varón, lo llevaba, pero nació nena, así que ponerle Cleta era mucho".

-¿Isabella lo eligió usted?

-"La verdad que nos gustó. Hubo consenso familiar con las hijas de mi señora, que son grandes también y les gustó. Donde no hubo mucho consenso era si era varón, porque yo le quería poner Fermín Cleto, por mi padre y mi abuelo".

-¿Han cambiado muchos sus horarios? ¿Cambia pañales?

-"Vos sabes que voy invicto, porque acá lo que sobra es mano de obra. Vivo con cuatro mujeres, cinco con Isabella. Y la verdad es que no me dejan. Lo que sí yo me levanto temprano igual. Lorda se porta re bien, es buenísima, nos ha dado una alegría terrible y no me ha cambiado mucho la vida. Ya inclusive la hemos sacado a caminar con una especie de mochilita acá, hemos ido al parque, aprovechando los fines de semana". 


Leé más: Ni Una Menos: los derechos de las mujeres avanzan sin retorno


-¿Usted es el próximo San Martín? Porque si alguno no lo sabía, cruzó la Cordillera de Los Andes dos veces, a pie ¿es así? 

-"Cruzamos dos veces, una en el 2003, y una en 2010, cuando era vicepresidente. La verdad me recibieron muy bien en Chile. Mis amigos estaban asombrados como nos recibieron los Carabineros, es más, nos hicieron hacer aduana y viste que los chilenos son bastante jodidos con esto, pero nosotros cruzamos por atrás del manzano histórico, salimos caminando y llegamos a un pueblo que se llama San Gabriel, y cruzando el río Plomo, nos esperaban con caballos en el lado chileno, y ahí hicimos aduana. Agradecí a carabineros, es más, nos bañamos en las instalaciones de ellos, que nos acompañaron muy bien. Esa fue la segunda vez. La primera vez, que estaba más entrenado, porque corría maratones, y la verdad es que nos sobraba estado físico, nos costó más, porque el tiempo no estaba tan bueno, caminamos mucho sobre la nieve, perdí dos uñas de los pies, éramos 17 de los que corríamos, y es una experiencia inolvidable. Como uno ve el cielo a esa altura, es impactante, es color plata. Es una linda experiencia". 

-¿Cuál fue su mejor momento como gobernador de Mendoza, Julio?

-"Tuve varios buenos momentos, pero una de las cosas que me dieron muchas satisfacciones, más allá de las obras, me acuerdo fue en la grabación de un programa que se llamó Servicio Cívico, que tomábamos chicos que habían terminado séptimo grado, pero en ese momento se había pasado al sistema polimodal a nivel país, y había mucha decepción entre octavo y noveno porque tenían que ir a otro colegio. Entonces nosotros ocupamos las instalaciones del ejército, y les dábamos deportes, comida, una beca, talleres, y octavo y noveno en un año. Uno veía a los chicos cuando ingresaban y egresaban eran otros. Los padres estaban agradecidísimos. Fue uno de los momentos emotivos, porque cuando egresaban, me conmovía ver los padres y los chicos y el efecto de volverlos a insertar en la sociedad. De ahí podían seguir en la secundaria, pero salían con un oficio. Era una época que me tocó con mucho crecimiento. En esos años, Mendoza creció un 36,7 en el PBI, entonces había mucha demanda de oficio. Hicimos con las pymes una vuelta de trabajo, los chicos terminaban con un oficio, porque el ejército tenía muchos talleres, y eso es lo que te puedo decir".


Leé más: De Marchi vs el Gobierno: "Queremos que a futuro esto se conozca como la Causa Vacuna"


-Usted mencionó el crecimiento que tuvo Mendoza con su gestión ¿Cree que la Nación discrimina a Mendoza?

-"El crecimiento tiene que ver con las variables macroeconómicas y que en la provincia la tenés que explotar. Yo siempre digo cuando la economía nacional anda bien, a las economías provinciales le va mejor que a la medida nacional. Ahora, cuando a la macroeconomía le va mal, a las economías regionales les va peor. Y en los últimos años, a la macroeconomía no le ha ido bien. En el segundo gobierno de Cristina no le fue bien, con el gobierno de Macri tampoco, y con el gobierno de Alberto no mejora. Aparecen más necesarios los recursos discrépales, que llevan por coparticipación, para apalear los subsidios sociales, y aparecen las peleas entre Nación y provincia, y evidentemente hay favoritismos hacia otras provincias. Por eso siempre digo que el mejor plan de promoción que puede ofrecer el gobernó nacional, es encontrar una solución a las variables macroeconómicas, que se encuentra teniendo balanza nacional positiva, reserva en el Banco Central y un dólar positivo. Eso fue lo que pasó cuando era gobernador, entonces Mendoza creció. Hasta que el gobierno entienda que no se puede gastar más de lo que ingresa, y vamos a tener que seguir teniendo inflación. Estos escenarios complicados permiten más abusos y es más difícil controlarlo. Cuando no pasa, es más fácil saber quién se hace el vivo". 


Leé más: Senador provincial propone crear un ATP para ayudar a los gastronómicos


-¿Tiene muchos amigos en la política?

"Si, tengo bastantes amigos de la política, tengo bastantes amigos que surgieron de la política y otros que eran fuera de la política, pero me acompañaron. El caso de Ciro Morandini, que estudiamos juntos y amigos de toda la vida, algunos son padrinos de mis hijas, el caso de Eduardo Moreno, que fuimos a Liceo Militar. Muchos vinieron de ese lado".

-Para un día del amigo cocinó fideos caseros ¿qué pasó?

-"Fue en Las Heras. Ya había terminado la vicepresidencia. Cuando era vicepresidente, comía en la oficina. Y siempre estaban los mozos que te atendían, entonces cuando me despedí para irme, les dije "ustedes me atendieron cuatro años, así que yo los voy a atender un día", y medio como que no me creían. Así que fui a la cocina, y estaba mi hija Eugenia, y me dijo "yo te ayudo papá", y eran 12, pero cuando fue la cena, eran 400, entonces le pedí ayuda a Laura Montero, Alfredo Cornejo, Mario Abed, que me ayuden a cocinar. Hicimos una producción industrializada. Era frente a la plaza". 

  • Julio Cobos junto a su hija, Isabella

¿Cuál es el lugar que ocupa el radicalismo hoy, frente a las elecciones?

-"Es uno de los principales partidos que integran la oposición, con vidas de generar una alternativa dentro de nuestro espacio, Sigue integrado con el Pro, y lo que llama Picheto como el peronismo republicano, y en ese espacio el radicalismo ocupa un lugar importante, porque tiene tres gobernaciones, muchas intendencias, y los presidentes de los interbloques son radicales, entonces es importante porque vivimos mucho tiempo sin una oposición fuerte, y ahora el gobierno siente el efecto de una oposición, que aparte lo ayuda, porque tiene que esforzarse para hacer bien las cosas, sino aparece una oposición a marcarle el paso y remarcarle la decisión incorrecta. Y una oposición tiene que ser alternativa, el día de mañana tiene que tener su espíritu para esforzarse también".


Leé más: En qué consiste Mendoza Activa II: todos los cambios 


-¿Se arrepiente de algo en su vida?

-"La verdad que no. Todo siempre hay que juzgarlo en el momento adecuado, de acuerdo a las circunstancias y al tiempo que vivimos. Muchas veces me dicen si me arrepiento de ser vicepresidente. No me arrepiento de haberlo sido, ni me arrepiento de votar como voté. Porque lo primero surgió por los gobernadores del radicalismo que me pedían que integrara este espacio de concertación. Veníamos de una crisis muy grande, habíamos gobernado bien la provincia, queríamos entrar en un crecimiento sostenido y de desarrollo, y bueno, en ese momento era lo que se veía viable. La vida siempre puede cometer errores, pero hay que ver lo que llevo a tomar esa decisión en ese momento. Cuando uno hace las cosas con buena fe, te puede salir bien como te puede salir mal". 

-Después de tantos años sigo viendo remeras con "mi voto no es positivo"

-"Ha quedado eso. Que la historia me juzgue. Fueron cosas que me surgieron. Si yo te cuento, pedí un cuarto intermedio, porque quería arreglar este tema. Vos fíjate ahora cuantas cosas Cristina le ha cambiado a Alberto Fernández, si yo hubiera hecho el 2% de estas cosas eso, me mataban en ese momento. Lo único que quise fue consensuar algo que era más que un interés, estaba la paz social de por medio. Quería que me dieran un cuarto intermedio para tratar de buscar solución a eso, entonces el presidente previsional me dijo: "Julio, estira y veo si convenzo al bloque" , pero no pudo. Entonces dije todo lo que se me venía a la cabeza. Fue un momento muy tensionado. Me acuerdo que en la mañana dije eso y a la tarde aparecieron las remeras".


Leé más: Escasez de alquileres: la odisea de quienes buscan una casa


-¿Va por un nuevo periodo en el congreso de la Nación?

-"Lo estamos hablando con el Gobernador. Uno está dispuesto a asumir responsabilidades, pero también a que otro la asuma, así que veremos más adelante que necesita el Gobernador para consolidad la mejor fórmula que vaya a la lista, que integre experiencia, que integre gente nueva. Yo a esta altura de mi vida, pedo optar por retirarme. Me gusta la política, pero trabajé 20 años en la parte privada como ingeniero. Todavía tengo años y conocimientos que no me he olvidado. Estoy contento con lo que he estudiado, mi profesión, mi carrera política, no me puedo quejar".

Escuchá la entrevista completa de Un Día Perfecto: